El intendente electo Montenegro y su secretario de gobierno piensan diferente: Futuro incierto para la delegación

El 21 de noviembre y a través de redes sociales, el intendente electo Guillermo Montenegro, daba a conocer los últimos nombres de los principales funcionarios que irían completando el gabinete de su gobierno central.

Los primeros definidos y anunciados fueron Germán Blanco en economía y Hacienda, Sebastián Puglisi en Educación, Carlos Balmaceda en Cultura y Florencia Pérez Lalli en Comunicación y prensa. Varios días después había anunciado a Santiago Bonifatti como secretario de Gobierno y a Viviana Bernabei como secretaria de Salud y completaron la lista Jorge “Guasa” González para la secretaría de Obras, Verónica Hourquebié como secretaria de Desarrollo Social y Fernando Muro secretario de Producción.

QUE PASA CON LA DELEGACIÓN
Al cierre de esta edición sólo sonaban algunos nombres probables para los entes descentralizados, OSSE y alguna delegación, pero nada confirmado por el futuro intendente que hasta ahora se ocupó en todos los casos de anunciar él mismo cada nombre. Así que le preguntamos concretamente si ya podía confirmar quien va a ser su Delegado en Sierra de los Padres y La Peregrina, la respuesta del futuro intendente fue “Estoy cerrando el gobierno central. Después los entes y después delegados. Con lo cual todavía no.”

TO BE, OR NOT TO BE
Cuando antes de las elecciones les preguntamos a los candidatos, ¿A quién designará Delegado Municipal en caso de ganar las elecciones? Guillermo Montenegro respondió “No se encuentra definido en términos personales. Lo que sí sabemos es que quien asuma esa responsabilidad, deberá contar con los conocimientos, la idoneidad necesaria y fundamentalmente la capacidad de gestión que necesita la delegación.”. En cambio su secretario de gobierno, Santiago Bonifatti, área de la que precisamente dependen las delegaciones, ante la misma pregunta respondió “No tengo previsto designar un Delegado, sino que llamaré a elecciones para que sean los vecinos quienes con su voto lo decidan.”

Ahora la pregunta es, cuál será la respuesta que tendremos los serranos, nombrarán un Delegado que cuente “con los conocimientos, la idoneidad necesaria y fundamentalmente la capacidad de gestión que necesita la delegación”, y de esta manera el Intendente se hará cargo, no sólo de lo que propuso antes de las elecciones, sino lo más importante, se hará cargo de su gestión en la delegación; o dejará que Bonifatti “llame a elecciones” y puedan lavarse las manos de lo que resulte, ya que podrían decir, fueron “los vecinos quienes con su voto lo decidieron”.

A QUIEN LE QUEPA EL SAYO, QUE SE LO PONGA
Esta expresión refiere a que, si alguien se siente aludido en algo, no debe tratar de culpar a nadie sino que, antes debe ubicar en su propia persona esas culpas. La experiencia nos ha demostrado que elegido o no por los vecinos, las gestiones de los sucesivos delegados, mejores o peores, vienen siendo un rotundo fracaso, pero fundamentalmente porque nunca contaron con los recursos necesarios para hacer obras serias o el poder suficiente para gestionar. Ahora la responsabilidad es de Montenegro, sea cual sea la decisión que tomen, nombrar o llamar a elección de Delegado, el sayo, ya lo tiene puesto.

TIEMPOS DIFÍCILES
Basados en las designaciones hechas hasta el momento, podríamos inferir que Montenegro no tenía detrás un equipo propio, y que el armado, sin ánimo de objetar nombres, estaría siendo el resultado de tomar algo de aquí y de allá, sacándoles el polvo a viejos funcionarios y seguramente cumpliendo algunos acuerdos preelectorales y buscando consensos.

Lo cierto es que según sus declaraciones, los problemas financieros que lo esperan, son lo suficientemente importantes como para tener que consolidar un equipo de trabajo capaz de llevar adelante una gestión austera y eficiente al mismo tiempo.

Sus promesas de campaña de devolver las bonificaciones a los docentes municipales o achicar el gasto de la política entre otras, acrecentarían las dificultades no sólo financieras si no también políticas. La mirada de Montenegro en la reducción del gasto de la política siempre estuvo enfocada al Concejo Deliberante, actualmente con más de 250 asesores, promesa votada y aplaudida por gran parte de la sociedad, pero también se esperaría que mirara el propio ombligo del ejecutivo municipal con formidables sueldos alejados de la realidad de los ciudadanos comunes incluso de los mejor remunerados.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: