Entra en vigencia la obligatoriedad del uso de las Buenas Prácticas Agrícolas

Entró en vigencia la Resolución 5/2018 –publicada el 21 de noviembre del 2018 en el Boletín Oficial– que incluyó en el Código Alimentario Argentino (CAA) la obligatoriedad de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en la producción primaria (cultivo-cosecha) de frutas, a partir del 2 de enero de 2020 y de hortalizas desde el 4 de enero de 2021, y en su almacenamiento hasta su comercialización dentro del establecimiento productivo.

Las BPA son acciones orientadas a la sostenibilidad ambiental, económica y social y se implementan para generar acciones para los procesos productivos de la explotación agrícola con el fin de garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos y de productos no alimenticios.

Durante todo 2019, profesionales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recorrieron el país capacitando a productores sobre la actualización de las BPA según la normativa vigente. La norma indica que los productores deberán contar con la asistencia de un técnico/profesional para asesorarse en la implementación de las BPA.

En tal sentido, el director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Alejandro Fernández, señaló que «la aplicación de las BPA en pequeños productores es fundamental porque con su trabajo abastecen de alimentos a grandes zonas urbanas. De esta manera promovemos la obtención de productos sanos, inocuos y de calidad, además de generar conciencia y cuidado por el ambiente y la salud de los productores y sus familias». Para descargar los manuales de BPA y conocer los siete puntos que son de implementación obligatoria para la producción y comercialización de frutas, http://www.alimentosargentinos.gob.ar/bpa/bibliografia/manual_BPA_obligatorias.pdf

1 comentario para 'Entra en vigencia la obligatoriedad del uso de las Buenas Prácticas Agrícolas'

  1. C.P.N.ROBERTO EMILIO LOPEZ dice:

    Esto es muy importante. Sabemos que en la zona hay múltiples explotaciones de unas pocas hectáreas lo que demandaría una buena política de difusión de este y principalmente fiscalización, tomando en cuenta la precariedad, salvo algunas excepciones, de la explotación hortícola . Sino todo no pasará más que de un comentario periodístico. Un buen lugar de difundir su obligación u contenido podrían ser los dos mercados de abasto de la zona donde concurren los horticultores.gracias

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: