Editorial: Cualquier verdura: La saga

El mes pasado en este mismo espacio, después de una visita oficial del Intendente Montenegro, decíamos que no necesitamos un intendente, funcionarios y concejales que vengan de paseo, en ocasiones especiales o en campaña.

Volvió a pasar el 9 de julio, cuando llegó el jefe comunal Guillermo Montenegro acompañado de su candidato a concejal Fernando Muro, para celebrar el Día de la Independencia, otro acto oficial y en el contexto de la campaña que estaba librando dentro de su propio espacio político.

Pero cuando vimos quienes estaban invitados al acto, con las plaquitas que los encargados de ceremonial ponen en el piso, volvimos a sentir una profunda tristeza.

Nos costó años a los serranos dejar de ser los de adentro y los de afuera -del arco-, para pasar a ser una comunidad serrana donde nos sentimos incluidos en cada rincón de la zona, pero como siempre el municipio de Mar del Plata Batán, estuvo tan lejos de nuestro proceso que no entiende que un acto en Sierra con el Intendente, debería incluir representantes de toda la delegación. Los pocos invitados oficiales eran todos del arco, para dentro, la Sociedad de vecinos, la cooperativa de agua, el club de golf, los scouts y los bomberos.

La sociedad de fomento de La Gloria, la de La Peregrina, el Club Laguna, la cooperativa eléctrica entre otros, se quedaron mirando de afuera, como en el tango, con la ñata contra el vidrio…

Es probable que para arreglar el desaguisado vengan en los meses que quedan de campaña a hacer alguna movida por esos lados. Pero la cancha ya está embarrada y sobre todo las calles que las tienen tan olvidadas como a sus habitantes.

Vamos a tener que repetir y repetir hasta que algún despistado lo lea, o se le grabe, nuestra delegación, es mucho más que el circuito, la gruta, el peñón, un centro comercial y puestos de verduras, no es solamente un lugar de paseo y recreación para los fines de semana de invierno o los días de lluvia en verano.

Acá también viven ciudadanos, acá existen al menos quince vecindarios, que los pueden llamar como quieran, parajes, barrios, localidades, en medio de extensas zonas rurales y semi rurales como figuran en el COT a las que igual les cobran tasas residenciales.

Pero que podemos esperar de funcionarios que hablan de los kiwis de Mar del Plata, los serranos deberíamos hacerles llegar a los políticos marplatenses mapas y brújulas para que se orienten, no va a ser cosa que quieran venir y agarren Luro derecho al fondo, pero para el este.

1 comentario para 'Editorial: Cualquier verdura: La saga'

  1. Roberto Emilio Lopez dice:

    Considero que el hecho de que dicho acto ha sido realizado en Sierras, es una distinción que nos ha realizado el Sr Intendente ( creo que es la primera vez que ocurre) a todos los serranos , y como agradecimiento a las cuantiosas acciones que lleva a cargo La Sociadad de Vecinos de Sierras, que entre otras tantas cosas están poniendo más en valor al barrio, por ej plantar arboles, arreglar y parquizar la entrada al barrio, solicitud de arreglos de calles pintar faroles muchas cosas más. También las acciones realizadas por el Destacamento de Bomberos.No habría que criticar si no se invitó a otros delegados, otros barrios etc. Se debe tener en cuenta el tema pandemia, y ver el hecho en forma positiva y orgulloso de cómo esta cambiando para bien el barrio. Su seguro que debe faltar hacer algo, pero ya se empezó.a hacer las cosas

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: