Columna de opinión: Internamente profundo

Por Libertad Magenta

En esta oportunidad, queremos analizar el resultado electoral de las PASO desde un punto de vista diferente, tal vez más motivacional, y solamente en la provincia de Buenos Aires, porque es esta la provincia que nos importa, la que nos contiene o nos abandona, es a su vetusta Constitución, en todos los sentidos, a la que nos referimos habitualmente en esta columna.

Su Constitución es arcaica, porque a pesar de haber sido reformada un mes después de la Constitución Nacional de 1994, no contempla ni la autonomía municipal, ni la creación de nuevos municipios.

Y su constitución es arcaica, en cuanto a como está constituida, porque en sus 300.000 Km² y con una población de más de 15 millones de habitantes, tiene 135 municipios, y sólo para hacer una comparación, elegimos Córdoba porque es la segunda provincia con mayor población del país, que con una superficie de 160.000 km², la mitad que Buenos Aires y una población de 3,8 millones de habitantes, la cuarta parte que Buenos Aires, tiene 427 municipios y comunas, más del triple que Buenos Aires.

En el interior de nuestra provincia, hay casi un centenar de localidades y pueblos pidiendo desde hace décadas su independencia, y los únicos que de tanto en tanto, apoyan, promueven y presentan proyectos en la legislatura para que se creen nuevos municipios son Radicales.

Y no creemos que casualmente, el radical Facundo Manes le haya ganado al Pro de Diego Santilli -y al Frente de Todos- en 114 municipios del interior profundo de la provincia. Obviamente los números del puñado de municipios que conforman el conurbano bonaerense dan vuelta los resultados.

Pero el federalismo que pregonan desde el Frente de Todos y desde el Pro, no es tal cuando hablamos de la provincia de Buenos Aires, la más anti federal de las provincias.

Nuestra lectura, el interior de la provincia necesita contención, esa contención la dan los municipios, ergo, la provincia de Buenos Aires, sus gobiernos, oficialismo y oposición, el radicalismo en particular, deberían tomarse en serio la necesidad de acercar los municipios a los habitantes, y el único camino es la creación de más municipios.

Deja un comentario

Tu email no será publicado

A %d blogueros les gusta esto: